LAMPE BERGER EDICIÓN ARTE

Mostrando 1–12 de 17 resultados

Maison Berger

Lampe Berger Edición Arte lámpara catalítica

Lampe Berger Arte de Maison Berger, tiene 120 años de historia surgida de la idea de un hombre, Maurice Berger, quien en 1898 diseña un objeto pequeño para purificar el aire de algunos lugares que precisan un óptimo nivel de higiene diaria, como los hospitales.

Entonces patento una lámpara por catálisis, y la llamó, Lampe Berger que, desde entonces, forma parte de los hogares franceses.

Inicialmente diseñada para purificar el aire y neutralizar los malos olores, se transformo en un objeto cada día más habitual de la esfera privada.

Edicion Arte

Su edición Lampe Berger D’Art se ha convertido en piezas de coleccionistas al ser ediciones muy limitadas y diseñadas por los más prestigiosos diseñadores a nivel mundial.

En la edición D’Art, Maison Berger utiliza materiales de primera calidad en la fabricación de sus lámparas, maderas nobles, cristal de bohemia e incluso porcelanas pintadas a mano.

Una joya digna del mejor museo de diseño internacional.

Su doble acción, que purifica y perfuma el ambiente, es hoy en día una de las claves de éxito de la Lampe Berger.

En este video podrás comprobar lo fácil que resulta el uso de este producto que no debería faltar en ninguna casa o negocio.

Maison Berger en la actualidad

Maison Berger Paris se ha convertido en todo un experto y creador de perfumes de hogar con más de sesenta referencias. Cada fragancia es única, ideada por el departamento de I+D de la marca y elaborada por maestros perfumistas de Grasse, en el sur de Francia. ¡La marca ofrece ya hasta 6 familias olfativas distintas!

El bienestar es una búsqueda, un concepto en movimiento: desde hace más de 120 años, Maison Berger Paris dibuja sus contornos, construye sus formas.

Allí estaba la primera piedra del edificio, la Lampe Berger, y su misión principal: la purificación del aire interior, un alto tecnicismo al servicio de un cuerpo sano.

Luego vino la exigencia decorativa, el placer de los ojos: la Lámpara se emancipó, multiplicó sus propuestas decorativas, declinó su saber hacer en tantas soluciones técnicas y estéticas.