Visita al museo Maison Berger en Paris

MAISON BERGER PARIS 
DEDICA UN MUSEO A SUS 120 AÑOS DE HISTORIA
La famosa Maison Berger Paris inaugura su museo interactivo en Bourgtheroulde en su sitio histórico donde tiene su fábrica. Durante 120 años, esta empresa imagina y crea lámparas que hoy se venden en todo el mundo. A lo largo de los años, ha trabajado en colaboración con muchos diseñadores y personalidades para crear lámparas únicas, representativas de diferentes épocas. 
Maison Berger Paris quería revelar su historia, mostrar sus objetos icónicos al compartir toda esta riqueza en un museo. 
Este enfoque también es parte de un deseo de desarrollar el turismo de la zona..
Una caja sensorial
Con una superficie de exposición de 120 m2, el museo Maison Berger Paris se presenta como un verdadero escaparate. En el corazón de este espacio refinado, imaginado alrededor de la forma redonda del quemador de la lámpara catalítica icónica, cada pieza expuesta se magnifica y se resalta. 
La elegancia del proyecto radica en la elección de una chapa de madera oscura, en la orientación de una iluminación cincelada y varillas de metal negro que resaltan las piezas cronológicamente para que cada lámpara se convierta en una verdadera objeto de excepción
Para llevar a cabo este proyecto, la casa trabajó en estrecha colaboración con Valérie Droesch, diseñadora de interiores y su agencia «In the Mood», así como con artesanos normandos. Juntos, diseñaron este museo interactivo que rastrea la historia de esta increíble marca y ofrece a los visitantes una experiencia sensorial «original» que es olfativa, auditiva, visual y táctil.
Colecciones históricas.

En medio de una atmósfera perfumada, el museo presenta 150 piezas únicas, algunas de las cuales llevan la marca de grandes creadores francesas: Baccarat, Limoges, Desvres. Esta es la historia de esta marca 100% francesa que se revela a través de una increíble variedad de estilos, siluetas y materiales (vidrio, cristal, porcelana…). Maison Berger Paris también ha encontrado en sus archivos, carteles antiguos, comerciales históricos, así como bocetos de modelos de lámparas icónicas hechas por diseñadores.
Más allá de esta colección excepcional, el museo ofrece al visitante una experiencia sensorial con talleres divertidos e interactivos.
«Para la experiencia olfativa, queríamos destacar nuestros perfumes en el Orgue à Parfums. Ofrecemos juegos que destacan las materias primas como el jazmín o la vainilla (conocidos por todos) pero también los aromas creados por humanos como el Calone (es un olor inusual, que tiene una nota de “brisa marina” con ligeros tonos florales. Cada fragancia está asociada con una pequeña historia que le da una dimensión pedagógica más allá de la experiencia olfativa pura. Finalmente, las tabletas digitales vuelven sobre la fabricación de diferentes productos con fotos y videos históricos. El museo se puede visitar de forma independiente, gracias a varias herramientas digitales, y permite a los visitantes pasar el tiempo que quieran y seleccionar lo que quieren descubrir.
¡Una visita con un perfume excepcional!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat